miércoles, 11 de noviembre de 2009

EL SECRETO DE LA FELICIDAD

Hay veces en la vida donde notamos o percibimos una sensación de bienestar y plenitud, a veces dura segundos, a veces algunas horas, a lo mejor un par de días y para los más dichosos es un estado constante, por desgracia son los menos.

No es necesario tener un mercedes de clase c en la puerta, ni un viaje a un paraiso en el oceano Indico, ni tener una pareja escultural, es algo mucho más complejo y a la vez más sencillo. Para ser feliz se necesita tener salud, es muy dificil estar enfermo y ser plenamente feliz, no es imposible, pero si un lastre, de eso no cabe duda. Nuestro cuerpo está preparado para funcionar correctamente unos 60 años, luego se empieza a deteriorar, si se ha cuidado puede preservarse otros 10-20 en condiciones aceptables.

Una alimentación adecuada, rica en verduras y frutas, hortalizas y legumbres, pobre en grasas saturadas y azucares innecesarios, una dieta tipicamente meditarranea es una buena forma de estar sano, en detrimento de la dieta anglosajona repleta de grasas y elementos ricos en calorias.

No basta con la dieta, se necesita hacer ejercicio de forma diaria, nadar, correr, mantenimiento, footing, spinnig, football, volleibol.....o simplemente andar....andar si es posible una hora diaria a un ritmo que haga al corazón bombear sangre, oxigeno al resto del cuerpo.....Cuando se prática deporte con asiduidad, se notará que los primeros días nuestro organismo parace claudicar, si se logra vencer esta pereza inicial, pronto se verán cambios, aumenta nuestra resistencia, se pierde peso, nos sentimos más ligeros, parece como si se produciera un cambio en nuestro interior, desaparecen esos dolores erraticos, nos tonificamos y dormimos mucho mejor, hasta nuestro humor mejora.

Vamos por buen camino para lograr ser felices, comemos bien, hacemos ejercicio....¿que nos falta?....El hombre es la unión de dos esencias, cuerpo y mente, carne y alma, nuestro cuerpo está bien engrasado, ¿pero y nuestra alma?. Etica o religión, da igual como se le llame, son aquellas normas que nos autoinponemos, como indiviuos y como especie, yo personalmente las resumiría en dos: Ama a Dios por encima de todas las cosas y al prójimo como a ti mismo....Por Dios se puede entender lo que cada uno quiera, para mi Dios más que un ser personal es todo aquello que veo , percibo o siento, todo lo que me rodea, lo que conozco e incluso lo que no conozco.

Comportate con tu projimo como te gustaría que se comportaran contigo, haz el bien sin esperar nada a cambio, regala una sonrisa a tus allegados y se feliz con lo que hace feliz a los demás. etica o religión, da igual como lo llames, entre el camino del bien y del mal, intenta elegir el bien, se honrado contigo mismo, cuando te mires al espejo debes estar orgulloso de lo que ves y no por los bienes materiales que posees, sino por tus virtudes espirituales.

Huye del materialismo, de las rencillas, gritos y peleas (deja de ver la televisión , es una fuente de deshecho mental), disfruta de los tuyos, de tu pareja , de los hijos, de las pequeñas cosas, de las risas con tus amigos, levantate con ganas de vivir ese dia, exprimelo, sacale todo su jugo, pues es el mayor regalo que se nos ha brindado.

Deja los fantasmas de lado, no desees el mal a nadie, piensa en como mejorar tu entorno, en como agradar a los que te rodean, porque al final recibirás lo que dás. Podrás encontrar la paz, esa sensación de plenitud tan placentera y que si ejercitas, se hará de forma duradera.

Si eres capaz de llegar a este punto, no te haran falta fármacos, ni antidepresivos, ni ansioloticos, habrás llegado a un estado de fluidez donde todo se genera de forma eficaz y felizmente, la mejor forma de vivir esta vida que se nos ha entregado, para poder disfrutarla, si es posible en compañia de nuestros seres amados.

2 comentarios:

  1. Javier, me ha encantado esta entrada, tienes toda la razón del mundo, cuando haces un bien te sientes bien... esa es la verdad, yo lo procuro poner en práctica todos los dias y me va muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Hola anamami

    Me alegro que te haya gustado esta entrada y que compartas mi opinión.

    saludos

    ResponderEliminar