sábado, 21 de marzo de 2009

Hábitos de vida y cáncer




¿Por qué se produce el cáncer?

Las causas de enfermedad y de mortalidad prematura o evitable (se entiende como mortalidad evitable o prematura la debida a causas prevenibles o evitables mediante cambios en los hábitos de vida, medidas preventivas o programas de detección precoz) más importantes en los países de mayor nivel socioeconómico son el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, los accidentes de tráfico y el SIDA.

Al hablar de cáncer hablamos de un conjunto de procesos que tienen distintas causas, pero que en su conjunto han demostrado una tendencia creciente en su incidencia paralela al aumento del nivel de vida y la longevidad. El cáncer de mama es el más frecuente en mujeres y el de pulmón en hombres, claramente asociado a un mayor hábito tabáquico en hombres en las décadas pasadas, pero que está cambiando con el aumento de la frecuencia de mujeres fumadoras.

Si bien en algunos tipos de cáncer hay causas específicas, como es el caso del cáncer de cuello uterino, provocado por la infección crónica por algunos tipos del virus del papiloma, frente al cual se está en proceso de comercialización de una nueva vacuna que aplicada en mujeres antes del inicio de la actividad sexual permitirá prevenir este cáncer, los estilos y hábitos de vida tienen una influencia significativa en el riesgo de cáncer de las personas.

Se estima que en los países desarrollados, un tercio de las muertes por cáncer está asociada al consumo de tabaco y, otro tercio, a hábitos dietéticos y falta de ejercicio físico.


¿Qué hábitos de vida están asociados a un mayor riesgo de cáncer?
Los hábitos personales más importantes son:
  • Consumo de tabaco.
  • Falta de ejercicio físico.
  • Dieta alimenticia hipercalórica y con escasez de frutas y verduras.
  • Abuso habitual de bebidas alcohólicas.

¿Cuáles son las recomendaciones de hábitos de vida básicos para reducir el riesgo de padecer un cáncer?
Es posible reducir el riesgo de padecer cáncer si se siguen las siguientes recomendaciones:
  • No consumir tabaco, en ninguna de sus formas.
  • Mantener un peso adecuado, equilibrando las calorías que se aportan al organismo a través de los alimentos, con las que se gastan por el ejercicio físico, adaptando la dieta a la edad y al nivel de ejercicio físico de cada persona. Debe tenerse en cuenta que, en general, la dieta elaborada y consumida en casa o en comedor colectivo (escolar o laboral con control nutricional de los menús) son más equilibradas y permiten su consumo e un tiempo más prolongado y pausado, que aquellas dietas basadas en tentempiés, ingesta de bollos, sándwiches, bocadillos, hamburguesas o similares, sustituyendo a la comida tradicional.
  • Adoptar el hábito de realizar todos los días ejercicio físico (ir caminando en los desplazamientos diarios, subir escaleras en vez de utilizar el ascensor, hacer una tabla de ejercicios, ir al gimnasio; dar paseos, hacer deporte adecuado a la edad y estado físico…etc.). Se recomienda el ejercicio físico, de moderado a intenso, durante 45-60 minutos al día, 5 días a la semana, o como mínimo tres días.
  • Mantener una dieta alimenticia rica en frutas y verduras, reduciendo la ingesta de proteínas animales y grasas (en especial las grasas de origen animal y saturadas, como los aceites de palma o coco). Las dietas mediterránea y atlántica tradicionales han demostrado ser de las más equilibradas.
  • Limitar el consumo de bebidas alcohólicas a un máximo de una bebida al día en mujeres y dos en hombres (se considera una bebida a una cerveza, un vaso pequeño de vino, una copa, un cóctel o similares).
Otras medidas preventivas de demostrada eficacia son la participación en los programas de detección precoz de cáncer de mama en mujeres de 50 a 70 años, y la vacunación sistemática de todos los niños, durante la infancia y frente a la hepatitis B, así como la prevención del cáncer de piel mediante de utilización de cremas de protección solar siempre que se esté expuesto al sol durante largos periodos de tiempo.


Ref: Fisterra portal médico de atención primaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario