lunes, 23 de febrero de 2009

TRATAMIENTO FARMACOLOGICO EN LA DESHABITUACION DEL TABACO



Las directrices actuales en el tratamiento de la dependencia nicotínica establecen que el tratamiento farmacológico debe ser ofertado a todo paciente fumador que quiera hacer un intento serio de abandono, exceptuando los casos en los que existan contraindicaciones. Con el tratamiento farmacológico se puede conseguir que hasta un 15-30% de los pacientes se mantengan abstinentes al cabo de un año, triplicando las posibilidades de éxito frente al abandono espontáneo.




El tratamiento farmacológico debe ir siempre acompañado de apoyo psicológico, siendo esta combinación la reconocida como más eficaz para ayudar al fumador a dejar de serlo.

Los tratamientos farmacológicos de primera línea son: los sustitutivos de nicotina, el hidrocloruro de bupropion y la vareniclina. Como fármacos de segunda línea se han mostrado eficaces también el clorhidrato de nortriptilina y el clorhidrato de clonidina.

La elección del fármaco de primera línea debe hacerse en base a factores como la experiencia del profesional en su manejo, las contraindicaciones del fármaco, las preferencias del paciente, su experiencia previa y ciertas características del paciente (antecedentes depresivos, preocupación por el peso, posibilidades económicas...).Todos estos medicamentos deben ser prescritos bajo control y supervisión médica.

En próximas entradas me extenderé sobre cada fármaco en concreto.


Ref: fisterra - portal médico de atención primaría

2 comentarios:

  1. hay que tener mucha voluntad para dejar de fumar ,por los malos que provoca a nuestros organismos

    ResponderEliminar
  2. me entero que el cigarro tiene muchisimos daños al organismo ,animate amigo/a a dejarlo un abrazo

    ResponderEliminar